Cargando...
Demencias y Alzheimer2018-09-18T15:53:45+00:00

demencia

La demència i l’Alzheimer són el mateix?

a
El término demencia hace referencia a un conjunto de síntomas que aparecen como consecuencia de un daño o enfermedad neurológica. Existen unos 100 tipos de demencias y la Enfermedad de Alzheimer, o simplemente alzheimer, es la más común.

La enfermedad lleva el nombre del psiquiatra y neurólogo alemán Alois Alzheimer, que la describió por primera vez en 1906. En general el Alzheimer se diagnostica en personas mayores de 65 años, aunque hay casos de aparición precoz, los cuales, aunque con menor prevalencia, se pueden dar mucho antes.

DEMENCIAS

Las demencias son un término general que describe un deterioro de la capacidad mental y hace referencia a un conjunto de síntomas como consecuencia de un daño o de una enfermedad neurológica.

Existen unos 100 tipos de demencias y la precisión clínica del diagnóstico es entre 80 y 90%.
El tipo más común es el Alzheimer.

ALZHEIMER

El deterioro cognitivo progresivamente va provocando cambios en el comportamiento de la persona afectada, como puedes comprobar haciendo click aquí.

Cuando un médico es informado y se sospecha de la presencia de Alzheimer, el diagnóstico generalmente se confirma con una evaluación del comportamiento del paciente y con tests cognitivos, aunque, si se puede, a menudo también se hace un escáner cerebral. El diagnóstico se basa en observaciones y exploraciones sobre la conducta y ciertos síntomas físicos. La precisión clínica del diagnóstico se sitúa entre el 80% y 90%

Actualmente no hay ningún tratamiento reconocido y eficaz que pueda curar el Alzheimer o revertir su evolución progresiva. Es una enfermedad incurable, degenerativa y terminal, pero una detección precoz y un correcto acompañamiento, ayudan a mejorar la evolución y retrasar la muerte de las neuronas.



DEMENCIA EN CIFRAS

A escala mundial se diagnostican, según la OMS casi 10 millones de casos nuevos al año.
Casi 1 caso cada 4 segundos, de los cuales entre el 60 y 70% son de Alzheimer.

En España hay más de 800.000 personas diagnosticadas de Alzheimer y en el año 2050 se podría llegar a 1,5 millones.
En Catalunya existen más de 86.000 casos.

Se estima que hay más de 47 millones de personas afectadas y que en 2050 habrá más de 115 millones de personas diagnosticadas de Alzheimer, de las cuales 19 millones a Europa.
0 milions
DE PERSONAS AFECTADAS POR LA DEMENCIA EN EL MUNDO
0 milions
NUEVOS DIAGNÓSTICOS CADA AÑO
0 milions
DE PERSONAS SERÁN DIAGNOSTICADAS DE ALZHEIMER EN 2050

LA REALIDAD DEL ALZHEIMER

La demencia tiene importantes repercusiones sociales y económicas, referidos a la atención prestada.
En 2015, se estimaba que el coste social que suponía atender todas las personas del mundo diagnosticadas con algún tipo de demencia ascendía a 8.000 millones. Esta cuantía equivale al 1,1% del producto interior bruto (PIB) mundial.

Basándose en este hecho, el coste por paciente en España se cifra entre 27.000 y 37.000 euros anuales. Esto supone un coste total de 24.000 millones de euros anuales, que puede escalar hasta los 33.000 millones en 2030 y los 56.000 millones en 2050.

A medida que avanza la enfermedad, el nivel de dependencia de los pacientes es cada vez mayor, suponiendo un incremento de los costes y relativos al cuidado informal o familiar.

IMPACTO EN LAS FAMILIAS Y LOS CUIDADORES

El mayor factor de riesgo para padecer Alzheimer es el envejecimiento, y debido precisamente al envejecimiento de la población, cada 4 segundos se diagnostica un nuevo caso en el mundo. Esto significa que 1 de cada 2 personas tienen una relación directa o indirecta con el Alzheimer.

Cada nuevo caso que se diagnostica cambia la vida a una familia entera. A menudo surgen problemáticas relacionadas con la economía familiar que pueden causar mucho estrés a familias y cuidadores, que necesitan recibir apoyo por parte de los servicios sanitarios, sociales, financieros y jurídicos pertinentes.

Las personas diagnosticadas de la Enfermedad de Alzheimer requieren cuidados constantes, de manera que lo más habitual es, mientras aún vive en su domicilio, que haya un cuidador principal. En la mayor parte de los casos, los cuidados y la responsabilidad de acompañar el paciente generalmente suele recaer en una persona del entorno familiar más cercano, y casi siempre la figura cuidadora principal corresponde a una mujer.

El proceso de la enfermedad puede dilatar hasta 15 años, y con el tiempo, los cuidadores principales pueden llegar a desarrollar altos niveles de estrés y ansiedad, además de renunciar a su dedicación profesional, y forzándoles a ejercer unas tareas para las que, generalmente, no está capacitado.

Cuando el paciente reside en el domicilio familiar la familia asume más del 85% del gasto de la atención, es decir cuidar de personas con Alzheimer se paga de manera particular, con los medios que cada familia tenga.

¿CÓMO PODEMOS AYUDAR A AFRONTAR EL DIAGNÓSTICO?

¿Eres una persona afectada, un familiar o cuidador?

¿Tienes dudas jurídicas? ¿Sabes qué es la tutela y la pretutela?

¿Eres un profesional? ¿Quieres ampliar tus conocimientos?