Maltrato

La soledad, la dependencia y las demencias son tres factores que aumentan las posibilidades de sufrir situaciones de maltrato. Las propias características de una enfermedad como el alzhéimer u otras demencias vulneran a las personas afectadas a la hora de poder evitar o defenderse de situaciones de abuso. 

El maltrato hacia las personas mayores tiene diferentes particularidades. El 75% de los casos ocurren en el entorno familiar. Una de las causas de este alto porcentaje deriva de un concepto llamado la sobrecarga del cuidador. El estrés derivado de los cuidados puede causar problemáticas sociales, emocionales, económicas y psicológicas para la persona cuidadora. Esta situación normalmente empeora cuando la persona cuidada sufre cambios conductuales y emocionales, como es el caso de las personas con alzhéimer. Por eso, la angustia de cuidar de un familiar y la poca formación que se suele tener en la temática puede derivar en conductas como la negligencia. 

En el ámbito institucional, un 35% de los profesionales asegura haber estado testimonio de abusos físicos y hasta un 80% de abusos psicológicos. 

Tipologías de maltrato hacia las personas mayores

Abuso

Perpetrar deliberadamente sufrimiento físico o emocional.

Negligencia

Descuidar la salud física y mental de una persona mayor que no puede ocuparse de sí misma. La situación más extrema sería el abandono.

Explotación

El acto o proceso de abuso hacia una persona mayor ya sea por dinero o por una ganancia personal de cualquier índole.

Abuso

Perpetrar deliberadamente sufrimiento físico o emocional.

Negligencia

Descuidar la salud física y mental de una persona mayor que no puede ocuparse de sí misma. La situación más extrema sería el abandono.

Explotación

El acto o proceso de abuso hacia una persona mayor ya sea por dinero o por una ganancia personal de cualquier índole.

¿Has detectado un caso de maltrato hacia una persona mayor?

Llámanos al 93 459 22 94