Preguntas frecuentes

Sobre el alzhéimer

  • ¿Qué es el alzhéimer?

    El alzhéimer es la tipología de demencia más diagnosticada. Es un trastorno neurodegenerativo de origen desconocido que provoca el deterioro de la memoria, del pensamiento, cambios en la conducta y, en consecuencia, la pérdida de autonomía en las actividades diarias. 

  • ¿Cómo evoluciona la enfermedad?

    El alzhéimer suele desarrollarse lentamente. Tiene tres frases: 

    Fase leve: Se observa un deterioro progresivo de la memoria episódica, especialmente de eventos recientes, que viene acompañada de una leve desorientación respecto el entorno (tiempo y espacio) y dificultades crecientes en la capacidad de concentración. A nivel emocional, puede aparecer apatía, pérdida de iniciativa y de interés. 

    Fase moderada o grave: Se acentúan los problemas de memoria y orientación, y aparecen dificultades en el lenguaje, en los movimientos aprendidos (dificultando tareas cuotidianas como vestirse o el uso de los cubiertos) y el reconocimiento perceptivo (por ejemplo, de caras). Puede aparecer cierta dificultad para inhibir comportamientos o emociones y, en ocasiones, hay distorsiones en la percepción o el pensamiento. 

    Fase avanzada: La persona pierde la capacidad de hablar, entender, caminar, comer, presenta incontinencia y puede llegar a no reconocer a algunos de sus familiares más cercanos. El deterioro es generalizado por lo que se debe priorizar las medidas de apoyo para garantizar su bienestar. 

  • ¿Cuáles son los síntomas del alzhéimer?

    El alzhéimer provoca cambios en el comportamiento de la persona diagnosticada. Los primeros indicios de la enfermedad son: problemas de memoria que afectan a la capacidad laboral y social; dificultad para realizar tareas familiares complejas; no encontrar las palabras precisas a la hora de hablar; repetir varias veces al día la misma información; perderse en un lugar conocido; problemas de cálculo; etc. 

  • ¿Cómo y dónde se diagnostica el alzhéimer?

    En caso de sospechar sobre un posible caso, lo primero que hace falta hacer es visitar al médico del Centro de Atención Primaria que avaluará el caso y decidirá si es necesario hacer una derivación a neurología para hacer un estudio en profundidad. 

    En neurología, después de la derivación, se realizará la historia clínica y se hará una exploración física más exhaustiva para determinar si el deterioro cognitivo es propio de la edad o no. Es probable que se soliciten pruebas complementarias (analítica, pruebas de neuroimagen) para completar el diagnóstico. 

  • ¿Es hereditario?

    La probabilidad de heredar la enfermedad del Alzheimer es escasa. En la mayoría de los casos, la genética no determina la aparición de la enfermedad, aunque sí que existen ciertos aspectos genéticos que pueden aumentar el riesgo. Otros factores como el estilo de vida y los aspectos ambientales también pueden tener influencia en la aparición de la enfermedad. 

  • ¿Hay tratamiento?

    En la actualidad, no existe ningún tratamiento que pueda curar el alzhéimer o revertir su evolución. Aun así, existen diferentes fármacos para preservar las habilidades de la persona afectada, ralentizar la progresión de la enfermedad y mejorar la calidad de vida. También existen medidas no farmacológicas enfocadas a estimular las funciones intelectuales como la reminiscencia, la musicoterapia, la arteterapia, entre otras. 

    Se ha demostrado que seguir un tratamiento combinado (farmacológico y no farmacológico) es más efectivo que llevar a cabo cada uno por separado. 

  • Demencia y alzhéimer ¿Son lo mismo?

    La demencia se refiere a un conjunto de síntomas que aparecen como consecuencia de un daño o enfermedad neurológica y presenta una pérdida gradual y progresiva de la memoria. En total, se han diagnosticado unos 100 tipos de demencias y la enfermedad de Alzheimer es la más común. Por lo tanto, la demencia no es una enfermedad en sí misma si no un término que engloba diferentes enfermedades entre las cuales se encuentra el alzhéimer. 

Sobre el acompañamiento a personas con alzhéimer

  • ¿Se tiene que informar a la persona diagnosticada que tiene alzhéimer?

    Dependerá del estado evolutivo de la enfermedad, así como de su personalidad y de la percepción que tenga sobre su pérdida de memoria. 

    Hay casos en que la persona es consciente de su estado y presenta un cuadro depresivo. En estos casos es recomendable consensuar con la familia posponer la comunicación del diagnóstico y buscar la manera de explicar de la forma menos traumática posible su situación evitando decir la palabra alzhéimer. 

    En muchas ocasiones, los pacientes tienen anosognosia. Esto quiere decir que algunas personas con alzhéimer no son conscientes de tener la enfermedad por lo que no reconocen sus propios déficits. En estos casos, puede ser que nieguen tener alzhéimer o no lo perciban. 

  • ¿Qué puedo hacer por la persona con alzhéimer?

    Para mantener su calidad de vida es muy importante crear y mantener rutinas para su día a día. También se recomienda hacer ejercicios de estimulación sensorial y cognitiva para ralentizar la progresión de la enfermedad. 

    Es importante consensuar siempre los cambios en las rutinas con la persona con alzhéimer, así como preservar su voluntad, sus gustos y preferencias. 

  • ¿La persona diagnosticada puede continuar viviendo en su domicilio?

    Dependerá del grado de la demencia y la autonomía que presente la persona. Para continuar en el domicilio, lo primero que hay que tener en cuenta es contar con los cuidados necesarios para su bienestar. El hecho de vivir en el lugar de siempre le dará seguridad ya que es un espacio que reconoce. 

    Cuando la persona no pueda permanecer en el propio domicilio, ya sea por factores económicos y/o de apoyo familiar o por una fase muy avanzada de la enfermedad, se recomienda el ingreso en un centro residencial. Esta decisión la tendrá que tomar conjuntamente la familia y el médico, contando con la voluntad expresa de la persona diagnosticada. 

  • He detectado una persona mayor que vive sola y sospecho que tiene alzhéimer. ¿Qué hacemos?

    Si detectas que una persona mayor puede tener deterioro cognitivo, lo primero que hay que hacer es contactar con el Centro de Atención Primaria de la zona para informar de la situación. A partir de ese punto, el equipo del CAP realizará la visita correspondiente para evaluar el caso y será quien hará la derivación al servicio de neurología. Además, se informará a servicios sociales y otros recursos para activar el trabajo en red.

    En el caso que la persona tenga demencia, se iniciará el proceso de asignación de un curador. 

Sobre recursos y gestiones

  • Me acaban de diagnosticar alzhéimer. ¿Qué hago?

    Infórmate en nuestra fundación sobre los recursos y servicios que tienes disponibles para mantener tu calidad de vida en las diferentes etapas de la enfermedad. 

    También te podemos informar sobre las medidas de protección que tienes a tu disposición, como las voluntades anticipadas, los poderes preventivos o l’auto curatela. 

     

    Llámanos al 93 459 22 94 o escríbenos a info@alzheimercatalunya.org

  • ¿Qué recursos sociales tiene la persona diagnosticada?

    Las Comunidades Autónomas, así como las entidades asistenciales y sociales ofrecen diferentes recursos y servicios para las personas con demencia. Hay de titularidad publica o privada. 

    • Servicio de atención domiciliaria: incluye la atención de las necesidades del domicilio y del cuidado personal. Se pueden complementar con otros servicios tecnológicos de apoyo como la teleasistencia. Estos servicios tienen la finalidad de mantener el nivel de autonomía de una persona en su propio hogar y mejorar su calidad de vida. 
    • Centros de día: Son centros que ofrecen una acogida diurna que tienen como objetivo favorecer la recuperación y el mantenimiento de la autonomía personal y social. 
    • Centros residenciales: son centros de atención especializada de carácter temporal o permanente. Se ofrece estancia, manutención, convivencia, apoyo personal y atención especializada. Para acceder a un centro público, se debe tener reconocido el grado II o III de dependencia o haberse dado de alta en una lista de espera. 
    • Centros sociosanitarios especializados: son un recurso social que ofrece atención personalizada, sanitaria y social a personas con una misma enfermedad o necesidades. Se pueden hacer estancias de corta o larga duración, según los requerimientos de la persona. 
  • ¿Qué recursos hay para las personas cuidadoras?

    Actualmente, los recursos que tienen las personas cuidadoras son de carácter asistencial y de acompañamiento. 

    Desde Alzheimer Catalunya ofrecemos grupos de apoyo de 12 semanas, apoyo psicológico individualizado, asesoramiento legal, formaciones y talleres específicas, así como actividades lúdicas.

  • ¿Qué prestaciones existen para las personas cuidadoras?

    Los cuidadores familiares también pueden recibir prestaciones económicas como reconocimiento a su trabajo como cuidadores no profesionales hacia su familiar con alzhéimer u otra demencia. Esta prestación se concede a familiares que dedican gran parte de su tiempo a cuidar de la persona dependiente. 

    Consulta más información sobre la temática en el Departament de Drets Socials de la Generalitat de Catalunya o contacta con la fundación.

  • ¿Conoces el Infocanal BCN para el alzhéimer?

    El InfoCanal BCN per l’Alzheimer es una iniciativa del Departament de Salut del Ajuntament de Barcelona i la Taula Barcelona per l’Alzheimer en la que participamos como entidad. 

    Se puede encontrar información actualizada de las demencias, su evolución y el impacto, así como recursos prácticos. 

  • Soy un familiar y no me puedo hacer cargo de la persona con demencia ¿Qué puedo hacer?

    En estas circunstancias, cuando no hay un familiar que pueda asumir este rol, el procedimiento a seguir es el de asignar un curador que acompañe a la persona con demencia en el ejercicio de su capacidad jurídica. 

    Se puede hacer de dos maneras: la familia puede escoger la entidad curadora como es Alzheimer Catalunya o que sea un juzgado quien lo dictamine.