¿Por qué se producen malos tratos a las personas mayores?

A la hora de analizar el porqué del maltrato en nuestra sociedad debemos analizar de manera transversal diferentes aspectos que forman parte de nuestra sociedad. Por ello, analizaremos el por qué se puede producir malos tratos a las personas mayores en nuestra sociedad.

Contexto sociodemográfico

Para la Comisión de las Comunidades Europeas (2006) el actual incremento del envejecimiento de la población viene motivado por varios factores: la baja tasa de fecundidad de los últimos años, el incremento de la población debido al Babyboom posterior a la II Guerra Mundial y el aumento de la esperanza de vida.

En la actualidad, España ocupa una de las primeras posiciones de envejecimiento a escala europea, con una esperanza de vida que se sitúa en los 80,46 años para los hombres y 85,85 años para las mujeres. Además, según los datos, la población mayor de 65 años ocupa un 19,49% del total siendo el 11,03% mujeres y el 8,46% hombres.

En Cataluña, el 24,75% de la población es mayor de 60 años y el 5,78% tiene más de 85 años, el cual representa un total de 250.845 habitantes con una elevada probabilidad de encontrarse en situación de dependencia.

Contexto socioeconómico

Este factor tiene una fuerte vinculación con el maltrato hacia las personas mayores. La crisis económica de 2007 influyó negativamente en la ciudadanía con un incremento notable de la pobreza y las situaciones de dificultad económica. De hecho, según un informe de la Platform Europe de 2012, en Europa las personas de más de 65 años es el colectivo más vulnerable y se calcula que la pobreza afectó aproximadamente a un 13% del colectivo de personas mayores.

La crisis económica también trajo cambios en el modelo familiar haciendo que las personas mayores se convirtieran en el apoyo económico de otros miembros familiares. La persona mayor colaboraba con la pensión de jubilación, de viudedad o los ahorros obtenidos a lo largo de la vida.

Contexto sociocultural

Como hemos comentado más arriba, los cambios el modelo familiar también implican otras modificaciones con respecto a la estructura y composición. Esto implica un incremento de personas que viven en hogares unipersonales. Según datos del IDESCAT, el año 2019, un 54,1% de personas mayores de 65 años que viven solas en su domicilio. De estas, un 34,3% corresponden a mayores de 80 años. Esta situación podría causar sentimientos de soledad y un alto riesgo de aprovechamiento de la persona mayor.

Otro factor social que tiene mucho peso en el maltrato a personas mayores es el edadismo. Este concepto se centra en describir el prejuicio sistemático contra las personas mayores por el simple hecho de ser grandes, por razón de edad, estereotipándolas, mitificándolas, desaprobando y evitándolas.