«Si no observamos, nunca comunicaremos bien»


Xerrada_ Alzheimer_Catalunya_Fundació

La presidenta de Alzheimer Cataluña, Eulalia Cucurella, ha participado como ponente en la conferencia «Palabras que se ven. La comunicación verbal y no verbal como herramienta en la atención de las personas que sufren demencia» en el Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña. Una charla que tenía como objetivo analizar cómo establecer una buena comunicación con las personas con deterioro cognitivo.

La comunicación con personas con deterioro cognitivo

Por ello uno de los puntos principales fue desgranar la importancia de conocer y entender, antes que nada, el momento en que está la persona diagnosticada. Una vez entendido este primer punto, Cucurella recordó que «debemos tener en cuenta que no todas las personas con deterioro cognitivo no aceptan igual el diagnóstico» y aquí influirá nuestra historia de vida y las relaciones que han marcado el día a día. Por eso el papel del profesional será clave para hacer apoyo a la familia y a la persona con deterioro cognitivo para mejorar esta comunicación.

¿Cómo nos comunicamos?

Para poder comunicarnos necesitamos herramientas como son el tono de voz, la gesticulación, las miradas, entre otros. A través de la comunicación no verbal la persona puede interpretar lo que queremos transmitir. De hecho, hay que tener en cuenta que la comunicación no verbal representa el 84% de cualquier comunicación. Por lo tanto, es muy importante toda la información que se da a través del tono de voz, gestos, miradas, expresiones faciales, entre otros.

¿Qué necesita la persona con deterioro cognitivo?

  • Ser comprendida: Según el punto del proceso en que se encuentre, las capacidades de expresión variarán. Sin embargo, la necesidad de comunicarse se mantiene.
  • Entender cómo está viviendo su propia enfermedad: Este proceso será más fácil al inicio de la enfermedad. Pero, sea el estadio que sea, hay que preservar la identidad de la persona y valorarla como persona de pleno derecho de la sociedad.
  • Interacción social: Necesita que la comunicación se mantenga para sentirse que forma parte de la sociedad.
  • Estimulación: Es necesario que se sigue trabajando en la estimulación cognitiva de la persona.
  • Conducta emocional: Necesita sentirse que forma parte de un todo.
  • Confort: Hay que garantizar el bienestar de la persona.
  • Evitar el dolor y malestar físico: Mejorar las condiciones que le aflige un malestar.

¿Cómo se comunica la persona con deterioro cognitivo?

La persona con deterioro cognitivo ya no podrá dirigir su vida, ni su vida, ni sus decisiones. Sin embargo, muchas de las reacciones que pueden tener son maneras de comunicarse porque la enfermedad puede con la capacidad intelectual de la persona, pero no con la capacidad de sentir.

La persona primero, la enfermedad una circunstancia

Aunque la persona tenga demencia debe ser el objeto principal y hay que conocerla y entenderla para poder entender, así como afecta a la demencia. Por ello, hay que entender que las respuestas agresivas son consecuencia de una expresión de un sentimiento. Detrás de cada respuesta hay un deseo o una necesidad.

¿Qué hacer si nos encontramos con dificultades comunicativas?

Para establecer una buena comunicación con las personas con deterioro cognitivo debe haber un equilibrio entre lo que decimos y cómo lo decimos. Cuando una demencia está más avanzada sigue siendo necesario mantener la comunicación para que se sienta que forma parte de la sociedad.

Por ello, la responsabilidad de una correcta comunicación siempre es del emisor. Por ello hay que tener en cuenta no sólo lo que transmite el emisor sino también incluir qué entiende el receptor.

Además, habrá que adaptar el lenguaje según el estadio de la enfermedad. Por ello, la comunicación exige: dedicación, afecto, disponibilidad y paciencia.