Diagnóstico precoz alzhéimer

La demencia es una enfermedad infradiagnosticada, una problemática que deriva en que, en muchas ocasiones, el diagnóstico llegue cuando la persona muestra síntomas evidentes de la enfermedad. Alcanzar este diagnóstico en una etapa inicial facilita que se puedan tomar medidas que mejoren el futuro de la persona con demencia.

A continuación, hacemos un listado de 4 situaciones que pueden abordarse cuando se tiene un diagnóstico precoz de Alzheimer u otras tipologías de demencia.

 

1. Planificar tu futuro

Al principio, las personas con alzhéimer son plenamente capaces de decidir su futuro, no sólo de forma informal, sino también legal. Existen recursos como el Documento de Voluntades Anticipadas que permite dejar por escrito cómo se quiere que sea el paso por la enfermedad y también su final.

Con un diagnóstico precoz, la persona con demencia y su entorno cercano, tienen un margen de tiempo más amplio para adaptarse a la nueva realidad y poder digerirla, aunque nunca es fácil.

 

2. Acceder a medicación

El alzhéimer es una enfermedad que no tiene cura, pero a día de hoy sí que existe medicación para fases leves y moderadas que, a pesar de no conseguir revertir los déficits, sí retrasa la progresión de los mismos. Por este motivo, iniciar el tratamiento farmacológico cuando los déficits son todavía leves o se encuentran muy focalizados, es beneficioso para mantener la autonomía de la persona el mayor tiempo posible.

 

3. Empezar con terapias no farmacológicas

Más allá del uso de medicamentos, siempre que existe un diagnóstico de deterioro cognitivo, se recomienda realizar terapias no farmacológicas. Gran parte de éstas se basan en la estimulación cognitiva y tienen como objetivo optimizar la eficacia de las funciones cognitivas preservadas, reducir los problemas conductuales y mantener la necesidad de dependencia de la persona con alzhéimer lo menos posible. Hay muchas tipologías como la Reminiscencia, el arteterapia, la canoterapia, la musicoterapia y otras.

 

4. Participar en ensayos clínicos

Existen multiplicidad de ensayos clínicos que se centran en las etapas tempranas del alzhéimer. La participación en uno de ellos es un grano de arena imprescindible para encontrar el cuidado de la enfermedad o tratamiento más efectivo.

 

¿Qué es una Evaluación neuropsicológica?

Por eso, ante cualquier sospecha, por pequeña que pueda parecer, siempre es recomendable hacer una consulta médica o una evaluación neuropsicológica. Y, sobre todo, si has detectado alteraciones en la memoria, un aumento de la apatía, episodios depresivos, desorientaciones en el tiempo y el espacio, dificultades a la hora de expresarte, etc. Ponte en contacto con una persona experta.

Las evaluaciones neuropsicológicas son pruebas que permiten saber el estado cognitivo de una persona analizando una serie de ítems (memoria, atención, lenguaje, funciones ejecutivas…). Estas pruebas permiten detectar cambios cognitivos, que deben complementarse con posteriores pruebas médicas para confirmar el diagnóstico. Desde Alzheimer Catalunya Fundació ofrecemos esta tipología de Evaluaciones a cualquier persona que la necesite. Consúltanos para más información.